14 Jan 2013

La guerra de las suscripciones digitales: ¿Blog o periódico?

No lo comento mucho ni en el blog ni en las redes sociales pero mis padres ostentan un quiosco-librería. Es un local modesto y antiguo pero muy bien ubicado, justo enfrente del Hospital Clínic de Barcelona. Seguramente la modestia, las horas dedicadas y la ubicación han permitido que el local esté sobreviviendo a la crisis que ya ha golpeado a librerías de prestigio (Caso Catalonia). Sin lugar a dudas hay crisis en los formatos físicos de los medios de comunicación escritos. En gran parte se debe a que los lectores se han acostumbrado a  consultar los contenidos en internet. 

En Twitter puedo conocer gente con la que discutir brevemente sobre alguna temática de actualidad. El pasado 5 de Enero tuve la suerte de intercambiar algunos tuits con Oier Fano sobre las diferencias de los modelos de negocio entre la industria musical y la industria de los medios de comunicación escritos. Él argumentaba que “la diferencia entre la "barra libre" al bajar música y la "barra libre" de periódicos en internet, es que los músicos nunca ofrecieron su música gratis”. Sin duda los lectores se han acostumbrado a leer contenidos gratis en las páginas web de los periódicos y no va a ser fácil volver a un modelo de pago. 

¿Pero por qué se ofreció el contenido gratis? Para responder a esta pregunta debemos tener en cuenta el efecto crisis económica. Las páginas web generan mucho tráfico en internet, y hasta la fecha el tráfico ha significado ingresos cuantiosos por publicidad. Ahora bien, con la crisis los beneficios corporativos descienden lo que hace bajar sus presupuestos en publicidad. Esto afecta directamente a los modelos de negocio en internet basados en emitir publicidad a los navegantes. Los medios de comunicación en general se han visto muy afectados y ya han cerrado en los últimos 4 años más de 50 medios (Enlace).

Obviamente la frase de Oier sobre la diferencia entre la industria musical y el periodismo es cierta, pero ¿explica todas las especificidades de dichos sectores? En mi modesta opinión esto no es así. Pensemos en el sector de la música. Hay barra libre. La gente escucha música gratis por streaming donde es posible introducir cierto control, y a través de las plataformas de intercambio de ficheros entre pares (P2P) que son incontrolables por parte de la industria. Pensemos ahora en el periodismo. La información gratis solo se puede obtener a partir de las páginas web de los periódicos que serían equivalentes a modelos de negocio streaming. Esto es, el periodismo tiene una fuerte ventaja respecto a la industria musical, tiene control sobre la información gratis. Pero ¿por qué no hay piratería en el periodismo? 

Debo reconocer que responder esta pregunta me costó hasta que caí en cuenta que el contenido en el periodismo dura muy poco. Solo tienen valor las noticias actuales y por lo tanto no hay tiempo material para conseguir rentabilizar una actividad de pirateo. Esto ha sustentado el modelo físico durante años. El periódico vale mucho a primera hora de la mañana, a la noche casi nadie cree que valga la pena comprarlo. 

Entonces el periodismo escrito tiene una ventaja respecto a otros mercados de la industria creativa como el de la literatura, la música, el cine, o el software. Tiene fecha de caducidad lo que impide el arbitraje que supone la piratería. Pero lamentándolo mucho tiene un fuerte hándicap, que afecta especialmente a los grandes grupos editoriales. Los costes a la entrada son muy bajos. Con la tecnología wordpress o blogger se puede crear un blog gratuito en pocos minutos. Cada vez es más fácil entrar a competir en este mercado. Algunas personas como yo con aspiraciones (pseudo)altruistas y otras con aspiraciones claramente económicas pueden competir con los grandes grupos editoriales en internet. Y no en tráfico precisamente. 

Todo el mundo que siga a Pedro J. Ramirez en twitter sabrá lo qué es Orbyt. Es una plataforma de suscripción a los contenidos de los diferentes medios de comunicación escritos del grupo que él coordina (Ej. El Mundo, Expansión y Marca). El modelo de negocio es similar al usado por las revistas académicas en formato digital. Consiste en ofrecer en la página web solo titulares y pequeñas descripciones de las noticias. Para tener acceso al contenido se debe pagar una suscripción diaria, mensual o anual. Con la aparición de smartphones y Tablets el acceso al contenido puede ser ágil y se puede consultar desde cualquier ubicación (nótese que en términales pequeños casi no hay espacio para publicidad como nos comenta en este videoblog Xavier Sala y Martín). Este modelo de negocio esta teniendo cierto éxito y la mayoría de medios escritos están siguiendo esta dirección. Pero no solo los grandes medios. Pequeños bloggers se han dado cuenta que los consumidores tienen un pequeño presupuesto para descargar contenido en internet. Y en ciertos segmentos dichos bloggers tienen más credibilidad y valor que los propios periódicos, cada vez más politizados. 

El otro día tuve acceso a esta noticia. Andrew Sullivan un blogger político integrado en la web de Newsweek decidió crear un portal de suscripción. Consiguió 12.000 suscriptores en 24 horas generando un cuarto de millón de dólares. Andrew argumenta “Si este modelo funciona vamos a tener la prueba de que un pequeño grupo de escritores y editores pueden ser pagados directamente por los lectores, y de que un medio independiente, si se lleva bien, puede llegar a tener una audiencia lo suficientemente grande para sostenerse indefinidamente”. De hecho puede ser una gran competencia para los periódicos. ¿Qué harán las grandes firmas de opinión? ¿Se crearán su propio blog de suscripción? 

El presupuesto de los consumidores es limitado. Digamos que queremos gastarnos 200 euros al año en suscripciones como máximo. Esto nos puede permitir conseguir la suscripción de un medio generalista, o de 8 blogs independientes. Los periódicos generalistas tienen la ventaja de la reputación. El lector sabe que el periódico cada día lo mantendrá informado. Los bloggers se caracterizan por poder ofrecer información especializada y una opinión independiente. ¿A quien escogerán los consumidores? 

Ahora mismo es difícil predecir con exactitud como será la coexistencia entre blogs y periódicos de suscripción. Pero si las cosas se hacen bien veo capacidad a los bloggers para coger una parte importante del pastel. De hecho estoy suscrito solo a un canal de información digital y es un blog. Debo reconocer que me gusta leer sobre relaciones. Recientemente he conocido el blog de Alena Kh, Intersexciones y me he suscrito. Es fresco y original. Publican 20 posts mensuales y piden 27 euros al año (11 céntimos por post). 

Imaginemos que un medio generalista me ofrece que destine el dinero de intersexciones en su material. ¿Realmente puede un medio generalista ofrecer un nivel especializado sobre cualquier temática? ¿Conseguiría el mismo trato personal que tengo en Intersexciones? Si fuera editor jefe de un medio generalista me pondría a reflexionar sobre estas preguntas. De hecho, las grandes multinacionales de la música han desarrollado departamentos enteros de estudios del comportamiento del consumidor. Es necesario para ellos entender porque los consumidores van a las plataformas P2P en lugar de comprarles el contenido de forma legal y legítima. Están entendiendo mucho mejor a los consumidores y empiezan a salir del bache (en Escandinavia los datos indican que las ventas vuelven a crecer gracias a los nuevos modelos de negocio: Enlace). Estoy convencido que (si no lo están haciendo ya) los grandes grupos de comunicación tendrán que hacer dichos estudios de mercado. ¿Por qué los consumidores prefieren los blogs de suscripción? ¿Cómo puedo recuperarlos? El tiempo dirá si tengo razón.

No comments: